Doña Juana la Loca, de Francisco Pradilla y Ortiz

Juana la loca, de Francisco Pradilla

El fúnebre cortejo que acompañaba a la reina viuda en las frías noches de la estepa castellana. Nunca llegaría a su destino. A ella la encerrarían por loca en Tordesillas hasta su muerte, casi cincuenta años después; Felipe I tendría que esperar todavía muchos años para ser enterrado en la catedral de Granada, como deseaba.

2 comentarios en “Doña Juana la Loca, de Francisco Pradilla y Ortiz”

  1. Pingback: De cómo el luto volvió al negro: la Pragmática de luto y cera | Senderos Ocultos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.