Reflexiones I

triste reflejo del paso del tiempo

Qué triste reflejo me devuelve la ventana. Ya no reencuentro esa timidez, esa inocencia de los veinte años, que se van. Esas primeras canas incipientes han dejado ahora paso a una melena enmarañada de vida enmarañada. Aunque todavía las puedo ver, poco a poco se ven asfixiadas por la vida. ¡Ay! La vida… Maldita vida, paso del tiempo, asesina de momentos, olvido de lo bueno y de lo malo. Sólo veo ahí delante, en la penumbra electrónica, ojeras perpetuas de inconsistencia e indeterminación. Me asusto, me doy miedo. Hace diez años había terminado el camino que ahora no me atrevo a comenzar. Sabía quien era y ahora no sé adonde voy.

4 comentarios en “Reflexiones I”

  1. No hay que lamentarse mirando tanto atrás. A los 20 años parece que tengas las cosas más claras,pero eres menos consciente de lo que en realidad quieres, a medida que vas madurando resulta más complicado.

    Soy Ceci, y éste es mi nuevo blog, ya no cambio más, prometido: http//almendrasenelbolsillo.wordpress.com

    Olvida el otro blog.

  2. Pingback: Reflexiones V - Gabinete de historias curiosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.