Juan Gallego

El guardián de la llama

«Aferrando firmemente la antorcha sagrada, extendió los brazos e irguió la cabeza, orgulloso. Sería un digno sucesor de su padre. Ahora tenía en sus manos el destino de su pueblo. Debía llevar a cabo la gloriosa misión encomendada por los dioses…». Otra ilustración de fantasía surgida de la cabeza de Juan Gallego. Esta vez se …

El guardián de la llama Leer más »